Los mismos de siempre y con idénticos métodos

Placetas 19 de julio de 2010.

Cuando en aquel abril del 2007 fui excarcelado después de 17 largos y difíciles años de encierro, desconocía que debía enfrentarme a una batalla mucho más difícil que la anterior. Insertarme en el civilismo militante implicaba codearme con disímiles caracteres, temperamentos, puntos de vistas y proyección política.

En ese contexto me sucedía como al comandante Hubert Matos quien cuenta en forma testimonial en “Cómo llegó la noche” que llegó a la Sierra Maestra con una errónea idea idílica de Fidel Castro, colocándolo casi en la misma escala de valores del padre de la Patria y otros próceres de la independencia. A mi me pareció parecido con alguno que otro de los que aquí llaman líderes históricos de la oposición interna, me había enamorado de no pocos, y los veía, mejor dicho los escuchaba como la integridad y el pluralismo personificado.

Desde un principio no podía entender el consejo de vivir del cuento o de mi nombre y reconocimiento. Cómo podía salir de la prisión para convertirme en algo decorativo detrás de un buró, ocupar mi tiempo en recepciones, reuniones y expidiendo y firmando papeles.

Cómo podría perder mi propia independencia, ceder mis puntos de vista y concesiones políticas e ideológicas porque tal o más cual lo pensaba así.

Tendría que haber sido yo muy sin vergüenza e hipócrita para proyectar mi lucha contra mis hermanos del destierro, para apoyar políticas de diálogos y acercamientos con la tiranía de La Habana, algo que nunca he compartido. Hacerme copartícipe de ataques y descalificaciones contra verdaderos patriotas que dentro y fuera dan lo mejor de sí, por la libertad Patria, así como contribuir a minimizar la importancia del principal medio informativo con que cuenta mi pueblo, Radio Martí.

Debía haber sido una postura desleal conmigo no continuar promoviendo la estrategia de que el trabajo comunitario sólo puede llevarse a cabo con proyectos regionales, los que te ponen en contacto con el verdadero potencial del cambio: el cubano de a pie. Que los proyectos e iniciativas son para el pueblo no para la opinión pública, que son para resultados no para la gloria y notoriedad; que el verdadero liderazgo opositor es el que resulta del poder de convocatoria, de las simpatías y respeto, admiración de la comunidad en la que se vive y no en los medios, ni organismos internacionales por mucho prestigio o credibilidad que estos tengan. Y en esto no puedo dejar de exceptuar y sobre todo significar el importante liderazgo de los civilistas Marta Beatriz Roque Cabello, con la Asamblea para Promover la Sociedad Civil y ahora la Red de Comunicadores Sociales, Juan Carlos González Leiva y el Consejo de Relatores, y Osvaldo Paya Sardiñas que aunque confieso discrepo del proyecto Varela en el tema tan sensible como el de los presos políticos, no dejo de reconocer que esa iniciativa tuvo un impacto sin precedentes en la población. Es como si el mensaje de libertad y la invitación a defender los derechos tocara por vez primera en la puerta de cada hogar cubano.

Pero a contrapelo de esos y otros nobles esfuerzos están los mismos de siempre, que ahora enfilan sus ataques contra la Coalición Central Opositora, como en su tiempo lo hicieron contra la Alianza Democrática Oriental y contra el Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba. Son los que se valen de individuos de escasos escrúpulos, información y sobre todo con ansias de estar con y entre los grandes, para atacar la indiscutible líder de la oposición del centro del país, Idania Yánez Contreras, una de las personas más integras y puras con que cuenta la causa de la libertad de Cuba o para crear un enfrentamiento público entre este servidor y el periodista independiente Guillermo Fariñas Hernández.

Pienso que los cuerpos de inteligencia y contrainteligencia castristas deben replantearse sus procedimientos porque ya están gastados y cada día son menos efectivos y, para colmo, lo hacen con los mismos de siempre y con idénticos métodos.

Anuncios

Publicado por

antunezcuba

Soy un defensor de los derechos humanos en Cuba, un opositor político y luchador anticastrista que pasé 17 años y 38 días en ininterrumpida prisión política por expresar mis deseos de cambio para mi país. Este Blog desdeplacetas nace de la imperiosa necesidad de no solo exclamar consignas y cantos de guerra sino tambien de contar mis experiencias, vivencias y puntos de vistas, y que ademas sepan que no solo me gusta organizar protestas y mítines políticos o declararme en huelgas de hambre o enfrentar a la represiva sino tambien pensar y exponer mis puntos de vistas y argumentos no solo en cuestiones de lucha sino en otros tópicos tambien importantes en la vida.Aunque mi lema de lucha NI ME CALLO NI ME VOY se mantiene y mantendrá incólume, tambien quiero se conozca al Antúnez como ser humano,él que tambien sueña y constribuye desde su modesta posición tanto al cambio como a la búsqueda de un futuro mejor en un sistema libre y democrático, es decir en el mejoramiento humano del que hablaba nuestro apóstol José Marti.

Un comentario sobre “Los mismos de siempre y con idénticos métodos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s