Un freno al desalojo

Enero 12 de 2011.

Una joven madre de 25 años y su esposo llegaron muy de noche a mi casa, venían con dos niños de tres y cuatro años respectivamente. Yo no me encontraba por lo que fueron atendidos por mi esposa Yris. A la que paralelo a la impresión que le causó el serio asunto que traían también las palabras de uno de los niños.

-Ay señora, déjeme sentarme porque el sueño y el hambre están acabando conmigo…
La noche siguiente repitieron la visita.
Era un humilde y joven matrimonio conformado por Yirisleidis Hernández Pérez y Yasmany Castillo Gómez y los pequeños se nombraban: Enmanuel y Yandier  de tres y cuatro años respectivamente.

-Mañana se cumple el plazo. Nos van a botar para la calle y van a demoler mi cuartito. No sabemos qué hacer, por eso venimos a pedirle apoyo a la gente de los Derechos Humanos.

Esa noche se fueron con la convicción de que no estarían solos y que los de  los derechos humanos estaríamos allí con ellos.

Aunque no conté con suficiente tiempo para avisar a todos cuantos pude y de seguro estarían allí, desde las 4 de la mañana comenzaron a llegar los activistas. El primero fue Juan Ariel Rivero Díaz, luego algunos de Placetas. A Adriano Castañeda de Sancti Spiritus lo arrestaron llegando al lugar para luego dejarlo botado en la autopista, pronto se apareció una tropa de hermanos de Santa Clara. Al mediodía ya éramos 11.

Impresionó desde un principio la postura firme de la joven diametralmente opuesta a la del esposo que como decimos en buen cubano se rajó a la hora de los mameyes, y se ocultó atemorizado en su centro de trabajo, asustado ante  las amenazas de la policía política que tomó el lugar y otros sitios  cercanos a la vivienda a demoler.

-Mientras estén aquí la gente de los derechos humanos ellos no se atreven a venir.
– A las 4 de la tarde dicen que vienen.
– Van a dejar el desalojo para el sábado.

Eran muchas las elucubraciones del sinnúmero de vecinos y simpatizantes que allí llegaban para apoyar a esta familia

Entre los conversatorios, buchitos de café, declaraciones a la radio de activistas y vecinos  llegaron las 4 de la tarde. El lugar continuaba sitiado. Parecía aquello un preludio de invasión.

Cuando entendimos que ya no pasaría nada y que se le hacia tarde a la tropa de Santa Clara decidimos abandonar el lugar de forma provisional. Dejamos allí a Juan Ariel y a Diosiris Santana con precisas instrucciones de avisar si ocurría algo.

El regreso en marcha pacífica fue violentamente interrumpido por un descomunal operativo de la Seguridad del Estado y la especializada del Ministerio del Interior (MININT), bajando los elevados en la propia entrada de la ciudad. Contra Damaris Moya y quien escribe se aplicó toda la saña. Golpeados y arrastrados, fuimos conducidos con el resto de los activistas de la Coalición a la unidad policial de Placetas donde pernoctamos por varias horas en sus inmundos calabozos.

Pero el desalojo, no se efectuó. Gracias a la gente de los derechos humanos, comentan todos en el pueblo; pero nosotros agregamos: gracias tambien al valor y decisión de la joven en no ceder ante la intimidación y amenazas de quienes pretendían dejarla con sus dos pequeños críos en la calle sin techo ni lecho.

Otra gran e importante victoria de la resistencia interna.

Anuncios

Publicado por

antunezcuba

Soy un defensor de los derechos humanos en Cuba, un opositor político y luchador anticastrista que pasé 17 años y 38 días en ininterrumpida prisión política por expresar mis deseos de cambio para mi país. Este Blog desdeplacetas nace de la imperiosa necesidad de no solo exclamar consignas y cantos de guerra sino tambien de contar mis experiencias, vivencias y puntos de vistas, y que ademas sepan que no solo me gusta organizar protestas y mítines políticos o declararme en huelgas de hambre o enfrentar a la represiva sino tambien pensar y exponer mis puntos de vistas y argumentos no solo en cuestiones de lucha sino en otros tópicos tambien importantes en la vida.Aunque mi lema de lucha NI ME CALLO NI ME VOY se mantiene y mantendrá incólume, tambien quiero se conozca al Antúnez como ser humano,él que tambien sueña y constribuye desde su modesta posición tanto al cambio como a la búsqueda de un futuro mejor en un sistema libre y democrático, es decir en el mejoramiento humano del que hablaba nuestro apóstol José Marti.

Un comentario sobre “Un freno al desalojo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s